Las más divertidas y originales ideas para bodas
menu

Opciones para photocall de bodas

Seguro que te estás planteando cómo resolver el asunto del photocall para tu boda. Has ido a muchas bodas y sabes que este es el lugar donde la gente se deshinibe disfrazándose, creando algunos de los recuerdos más divertidos del evento. De manera que no puede faltar nada de esto en tu boda.

Te preguntarás ¿cómo debe ser? ¿qué cosas son imprescindibles para asegurar la diversión? ¿cómo crear ese espacio y hacerlo atractivo a tus invitados? En este página te vamos a orientar acerca de los diferentes tipos de photocall y el material que debe acompañarle, para que elijas el qué encaja más con la idea de celebración que tienes en mente.

Ten en cuenta que el presupuesto es muy importante, si te lo puedes permitir hay empresas a las que puedes dejar encargada esta misión, incluso hay espacios de celebración que ya tienen acuerdos para facilitar esta tarea a los novios. Infórmate bien antes de hacer la inversión, debes conocer la maquinaria fotográfica que usarán, cómo se revelarán y repartirán las fotos, cuántas copias se crearán de cada foto y si os darán un CD o similar con todas las fotografías del evento. También debes preguntar qué tipo de atrezzo incluye; pues no conviene que el día de tu boda te encuentres una sorpresa desagradable y tengas tu photocall sin suficientes disfraces para que los invitados lo den todo.

Quiero hacer mi propio photocall /modo económico on/

Hacer un photocall casero es bien fácil y mucho más económico de lo que piensas. En primer lugar necesitas una cámara polaroid, se trata de un modelo de cámara fotográfica que revela al instante. Aprovisiónate con una buena colección de carretes específicos para cámaras polaroid (sí, carretes, como antaño). En el caso de las polaroid las hojas de contacto son el propio papel fotográfico, lo cual acelera el proceso de revelado. Si no lo has visto nunca, el momento en el que comienza a surgir la imagen en la fotográfica es absolutamente mágico. Ahora bien, debes tener en cuenta que no hay copias en las fotos polaroid y si tus invitados se llevan la foto, no quedarán copias para los novios. También, ten presente que un trípode te puede ayudar para hacer los encuadres o, en su defecto, los propios invitados harán de fotógrafos.

¿Y si me quiero ahorrar la cámara instantánea?

Si no te apetece tener una cámara polaroid o similar, cosa rara, pues es uno de los gadget más divertido, espontáneos y casuales que existen, siempre puedes alquilar la máquina fotográfica y centrarte en crear tu propio atrezzo para el photocall.

Creando el escenario perfecto

Vamos a pensar qué necesitamos para el photocall en sí. Tenemos que resolver dos misiones:

  1. La primera es hacer un buen escenario que atraiga a tus invitados a la zona del photocall y que además sirva de fondo para las fotografías. No te gustará descubrir que después del empeño en prepararlo todo con tanto amor, tus invitados han pasado por alto el photocall, pues nada llamaba la atención para acercarse y han hecho piña en la barra libre.
  2. El segundo cometido es incluir un baúl bien generoso cargado de disfraces, carteles y cualquier otro accesorio divertido. Este será un cajón desastre donde encontrar máscaras, pelucas, gafas, gorros, trompetas, narices de payaso, que tus invitados se disputarán por lucir y congelar en el tiempo.

¿Debo apostar por un photocall exterior o interior? 

Si has tematizado tu boda, por ejemplo, es una boda campestre, inspirada en la naturaleza, donde predomina los materiales como la madera y las flores; puedes aprovechar el propio entorno para crear el atrezzo. Piensa en decorar un árbol con cintas y guirnaldas, quizás con algunos carteles para llamar la atención sobre la ubicación del photocall. Si es por la noche será imprescindible que incorpores algo de iluminación, aún cuando la máquina fotográfica tenga su propio flash. Siempre queda bonito que las fotos tengan diferentes puntos de luz y además hará mas evidente el lugar donde estará ubicado el photocall.

Si la celebración se hace en un interior, puedes aprovechar las paredes del mismo para crear el atrezzo. Busca una pared con personalidad, que sea lo más homogénea, es decir, sin cuadros u otros elementos, que permita hacer de fondo para que lo que destaque sean los y las protagonistas de cada foto. El ladrillo es un fondo muy agradecido para esto, también funciona genial el hormigón. Utiliza todo el atrezzo que te indicábamos para el exterior en este interior y conseguiréis el efecto deseado. En este caso llamar la atención será más fácil, pues los espacios cerrados son mucho más abarcables con la vista. La clave será ubicarlo allí donde no sea molesto para el tránsito. Ya sabemos que luego la gente se agolpa y no dejan pasar al resto de invitados a los baños, la barra libre o la salida al exterior, por poner unos ejemplos.

Si tu salón de celebraciones tiene unas paredes sosas y no tienes un exterior que acompañe, lo mejor que puedes hacer es adquirir un photocall portatil. Los hay de varios tipos y diferentes características, por ejemplo de cartón rígido, lonas con un soporte metálico, sencillas, pero glamourosas cortinas o iniciales gigantes de los novios. Distintos materiales, precios y características que no suponen una gran inversión. Si finalmente optas por esta opción continua con nosotros pues vamos a desentrañar el universo del photocall portatil.

Pequeñas inversiones: Tipos de photocall portátiles

Para saber si hacemos una buena inversión en una vesión portatil de nuestro escenario, debemos tener en cuenta una serie de cuestiones: material, sujeción, resistencia a los elementos y estética.

Photocall de cartón impreso:

En cuanto a los photocall de cartón portátil el material define sus características. Su gran ventaja es su peso liviano y su impresión en toda su superficie creando escenarios muy potentes visualmente. Los puedes encontrar desde menos de un metro cuadrado, hasta casi tres metros cuadrados de superficie. El tamaño es factor es relevante pues no todos tienen autonomía en la sujeción. Es más, algunos tienen que ser sujetados por los invitados durante la sesión de fotos. Quizás esto te interese, comprar variedad y que cada uno se fotografíe con su marco favorito. Si son muy grandes, vienen con sujeciones propias o son fáciles de apoyar en mesas o sillas que os sobre. Los más grandes suelen ser también los más resistentes. Ten cuidado si lo usas en exterior, pues el cartón suele humedecerse con facilidad.  A pesar de estar hechos de cartón corrugado bastante resistente, no esperes que sobreviva al evento, pues esa no es su misión. Tus invitados llegarán bien alegres al photocall y lo normal es que tiendan a apretarse cuantos más mejor en cada foto.

Los puedes encontrar inspirados en instagram (últimamente tienen mucho éxito), en marcos fotográficos, en personajes de aventuras, en automóviles de todo tipo o, incluso, en una gran jarra de cerveza. Piensa en qué os define como pareja y comprad el que más gracias os haga. Vuestros amigos y amigas entenderán el guiño y así disfrutarán más de cada fotografía.

Como inconveniente principal encontramos que no suelen ser personalizables, es decir, no les puedes pedir que pongan vuestros nombres y el día de la boda en el photocall. Por mi experiencia te diré que inevitablemente, vamos a tener que hacer algo de manualidades para dejarlos listos para su uso. Los fabricantes suelen avisar de que algunos de estos marcos o escenarios no vienen troquelados (por ejemplo con la ventana cortada) y que nosotros debemos cortarlos con un cutter para dejarlos listos. También recomiendan reforzarlos con algún marco de plástico de los que se pueden encontrar en las ferreterías, así evitarás que el cartón pliegue por alguna de las verticales del microcorrugado (lo cual es su gran debilidad como material).

Photocall de lona impresa:

 Son los más habituales en los eventos, pues se reciclan con facilidad reimprimiendo la lona y las empresas de eventos suelen ofrecerlos y alquilarlos. Si lo queréis adquirir se pueden encontrar por internet propuestas muy interesantes y ya tematizadas. Por ejemplo, los hay que te trasladan a las Vegas, a la alfombra roja o al programa romántico de moda. Es habitual que las empresas (imprentas) que lo ofrecen también permitan la personalización del mismo. Es fácil incluir vuestros nombres y el día de la boda, incluso algún tema que en concreto os interese. Por lo general se hace a través de velcros que se incorporan in situ a lona preimpresas.

Por ser lonas fabricadas en derivados plásticos, resisten a la lluvia y al sol del exterior bastante bien. Son más versátiles y resistentes que los anteriores, siendo totalmente desmontables y pudiendo reinstalarse rápidamente. Este material permite una mayor superficie de escenario por un menor coste por metro cuadrado y, como te decíamos antes, al finalizar la boda puedes reimprimir la lona y utilizarlo para tu negocio o tu propia casa. En cuanto al tamaño, suelen estar en torno a los dos metros cuadrados, lo cual es una medida muy adecuada para un fondo fotográfico.

Photocall de letras:

Seguro que has visto iniciales gigantes de los novios en alguna boda ultimamente. Esta solución es muy interesante pues el escenario es tridimensional y los invitados pueden aparecer desde dentro de las letras o aplastarse entre ellas. Puedes llevarlos al exterior, si el tiempo acompaña o hacer un precioso escenario personalizado en el interior. Normalmente son de corcho, muy livianos de peso, lo cual permite que las letras tengan un tamaño considerable sin ser aparatosas de montar o mover. Ten en cuenta que este material refleja mucha luz de los flashes y eso te puede fastidiar las fotos. Úsalo con luz natural, es decir, photocall de día, o photocall de noche, en un espacio iluminado previamente. Por ejemplo, una buena idea es usarlo como fondo para fotografiar a los invitados cuando van llegando al evento y quieren posar con sus mejores galas. Con posterioridad puedes convertirlo en un regalo-recordatorio del evento y enviarlo a tus invitados a modo de agradecimiento por haber asistido.

Photocall cortina glamourosa:

Una opción sencilla es hacerte con una cortina de fiesta dorada o de algún otro color metálico. Es una solución muy llamativa, no va a pasar desapercibida, y es la más económica de las propuestas aquí. Se pueden unir diferentes piezas de cortina, de aproximadamente un metro de ancho por dos de alto, y generar un fondo perfecto para el photocall.

Recuerda que este material va a funcionar mejor si el viento no mueve las cortinas, pues es extremadamente liviano, de manera que debéis pensar en ellas para usar en interior. En ocasiones las he visto usadas como decoración de puertas, lo cual tampoco es una mala opción, pues da pié a una mayor interacción con los invitados. Ten en cuenta que requiere una sujección a la pared. No te conformes con una cinta adhesiva, pégalas con cinta de doble capa o bien cuélgalas de un soporte más rígido. 

Su principal inconvenientes es la fragilidad de las tiras que conforman la cortina, algunas se romperán en la propia instalación, pero, ahora sí, un poco de cinta adhesiva bastará para arreglarlo.